¡Bolívar va por todo, va por la libertad de su pueblo! El Libertador enfrentó una travesía indómita, no claudicó, se aferró a sus convicciones para hacer historia y no ser una anécdota más. Su voluntad enardeció a su ejército y se convirtieron en leyendas.

Antes de ser el Libertador, Bolívar fue el Amante. En 1802 Simón Bolívar contrajo nupcias, en Madrid, con María Teresa Rodríguez del Toro. Ella fue la ilustre dama de sus sueños y su ilusión. Antes de abrazar una lucha, Bolívar se aferró al amor.

El pequeño Bolívar sufre una pérdida que lo marcará para siempre. María Concepción Palacios, la madre de Bolívar, administraba la hacienda familiar en el valle de Aragua hasta que una fatal enfermedad contagiosa la separó de su hijo.


Bolívar capítulo 1 – Miércoles 18 Septiembre 2019