El oidor puso en su sitio a Carlos Palacios. “¡Maldita sea la hora en la que yo permití que un imbécil de su tamaño me dirigiera la palabra!”, sentenció el español, quien negó toda aspiración del tío de los Bolívar

Jeta e’ Marrano descarga su ira con Hipólita y Dionisio se fuga.
La noble mujer encubrió a Matea, cuando Carlos, iracundo, apareció para reprenderla. Su hijo Dionisio presenció tal injusticia y huyó en busca de la libertad para no correr con la misma suerte.

Los sueños de libertad de los conspiradores fueron derrumbados.
Joaquín Montesinos, el valiente sastre que se reveló contra la corona española, vio frustrado su plan de robar la armería y tuvo que pagar el precio más alto por su atrevimiento.


Bolívar Capítulo 3 – Viernes 20 Septiembre 2019