Alejo quiere lucirse en el partido de béisbol que jugará contra el doctor Bocanegra, pero el problema es que él nunca ha practicado ningún deporte. El juego de béisbol de Alejo contra el equipo de Bocanegra le quitó el sueño por completo al cachaco, pues no para de pensar en que no puede hacer el ridículo en frente de Eli. Para poder dejar su nombre en alto, Alejo decide buscar a su papá para que le enseñe a batear.

Teo aprovecha está oportunidad para pasar tiempo de calidad con su hijo y revelarle los secretos de este deporte. Al final, Alejo terminó siendo un buen jugador de béisbol.

Capitulo 35 Polvo Carnavalero – Lunes 27 de Febrero de 2017